El mayor punto a favor es que es un restaurante asociado con FACE, así que si eres celíaco puedes comer sin problema, de hecho lo raro era que hubiese platos con gluten.
Lástima que nos ha tocado en terraza, porque dentro parecía muy acogedor.
La comida excelente, con verdadero espíritu mexicano, la atención buena, aunque había un camarero que se ha equivocado en un momento determinado, pero se ha solucionado.
Lo recomiendo 100% para todo el mundo, sobre todo si eres celíaco

Ir al contenido